El día de la boda es uno de los más especiales en la vida de cualquier pareja, la luna de miel es la ocasión perfecta para poner el broche de oro a unos meses de preparación, disfrute y trabajo. Hay miles de destinos entre los que elegir para vuestra luna de miel pero, ¿cómo sabemos que escogemos lo mejor? Para cada tipo de pareja hay un viaje, un estilo y una luna de miel perfectas.

El proceso de escoger vuestro viaje de novios soñado empieza por conocernos como pareja: qué os gusta hacer, cuáles son vuestras aficiones y sobre todo el objetivo de vuestro viaje de novios. Puede que sea una ocasión perfecta para desconectar después de la boda, o puede que sea una gran oportunidad para visitar ese continente que os tiene fascinados. Sea cual sea vuestra opción, estamos seguras de que lo disfrutaréis al máximo.

Luna de miel aventurera

Ideal para las parejas que siempre están buscando nuevas aventuras y sitios que conocer. Es importante que para disfrutar al máximo de una luna de miel aventurera descanséis los días anteriores (si podéis :D). Hacer una ruta con los sitios que podéis visitar, lugares que no debéis perderos y esos rincones que pocos conocen y en los que os perderéis. Aprovechad y cruzar el charco, lugares como el Gran Cañón del Colorado son maravillas visuales.

Luna de miel aventurera

Luna de miel romántica

El broche de oro para una boda perfecta. Los viajes de novios románticas es un tiempo que puede que no se repita en tiempo: todos los sentimientos a flor de piel y un disfrute de tu pareja como nunca lo habías tenido. Aprovecha este viaje para visitar lugares como París, que jamás pasan de moda y los bellos recuerdos están asegurados.

Luna de miel romántica

Luna de miel de relax

¿Quién no ha soñado alguna vez con esas playas paradisíacas, de arenas blancas y que sólo se ven en las postales de los kioskos? Pues esta es vuestra oportunidad ideal para visitar y disfrutar maravillas escondidas en rincones del Pacífico, del Caribe o incluso sin salir del España (Menorca es un paraíso insular). Aprovechad este viaje para relajaros y llevaros en la retina paisajes increíbles.

Luna de miel de relax

Luna de miel  urbana

Para las parejas adictas al asfalto. Si estar tumbados en una playa y bebiendo mojitos durante dos semanas no es lo vuestro, planificad un viaje urbano. Visitad ciudades como Nueva York: una ciudad fascinante, con miles de historias que contar y lugares emblemáticos que visitar. Aprovechad todos los escenarios neoyorquinos de vuestras series / pelis favoritas y haceos fotos inolvidables en esos sitios. Os quedará un álbum ¡espectacular!

Luna de miel urbana