¿Recordáis la entrega anterior en la que os hablábamos de las decisiones que se toman a lo largo de la organización de la boda y cómo había que enfrentarse a los cambios que se daban? Pues bien, hoy os traemos una entrega más centrada en aspectos específicos de todo este proceso.

A partir de este número las entregas se centrarán más en la elección y planificación de cada paso en la boda. Esta serie de entregas están orientadas a todas aquellas acciones en las que tenemos en cuenta a los demás: invitados, amigos, familia... Porque siempre es más difícil tomar decisiones adecuadas cuando hay que pensar en tanta gente. Comenzamos con cómo sentar a tus invitados.

Cómo sentar a tus invitados de boda

Primer paso: hacer listas de invitados completas

El primer paso para poder organizar bien a tus invitados es hacer una lista separada y definitiva (en la medida de lo posible) de cada uno de vuestros invitados. Cuando ya los dos tengáis claro quién va a vuestra boda, podréis juntar invitados e ir pensando cómo distribuirlos.

Segundo paso: Conocer el tamaño de las mesas

Es importante que habléis con vuestro coordinador del lugar de celebración para que os explique cuántas mesas tendréis disponibles, de cuántas personas son cada una de ellas y cómo se realizará la distribución de las mismas. No es definitivo pero saber cuántas personas pueden sentarse en cada mesa os ayudará mucho a la hora de crear las mesas.

Tercer paso: Quién sentar con quién

Normalmente no suele haber problemas tan graves en la familia o amigos que impidan sentar junto a nadie pero si así fuera, piensa que aunque tengáis que pensar un poco más con quién sentáis a esa o esas personas, es importante que tanto ellos como vosotros estéis agusto. Dedicad unos minutos a pensar si hay un emplazamiento mejor, que seguro que lo encontráis.

Cuarto paso: cómo situar las mesas

Una vez que tenéis a los invitados distribuidos por mesas, es importante situarlas en un plano para saber dónde va cada una de ellas. Este plan ayudará mucho al restaurante o finca donde lo celebréis pues podrán situar nombres de las mesas, regalos, números o cualquier cosa que les pidáis. Además de poder ayudaros a que vuestros invitados encuentren su mesa fácilmente.

Quinto paso: realizar un mapa de mesas

Algo que ocurre habitualmente y que es muy fácil evitar son las aglomeraciones en el seating plan. Es decir, el plano de mesas o la referencia que todos los invitados tienen para saber dónde se tienen que sentar. Un truco que no falla nunca es dejar unas minutas en la sala del cóctel para que los invitados vayan echando un ojo al plano de mesas sin tener que hacer cola.

Sexto paso: no te cierres a ninguna posibilidad

Puede que el número de invitados y los comensales por mesa pero no te cierres a excederte al número estipulado pues eso puede cambiar y se ajusta a lo que podáis necesitar. Consúltalo con tu coordinador del restaurante o finca y estamos seguras de que os echará una mano.

Séptimo y último paso: nombrad las mesas

A la hora de nombrar las mesas, lo más habitual es poner los números pero os aconsejamos que le deis un nombre característico, a los invitados les gustará se sentirán más identificados e importantes.

Para la próxima entrega... "cómo acertar con el menú".