¿Has buscado el ramo perfecto para tu boda pero no consigues dar con él? ¿Los estilos y formas que ves no son exactamente lo que estás buscando? Sabemos que no es fácil dar con el ramo perfecto y para evitar frustrarse siempre existe la opción de un DIY. Si tienes algo de maña y sobre todo paciencia, puedes tener un ramo ideal hecho a tu medida, donde puedes elegirlo todo.

¿Preparada para crear tu ramo de novia ideal?

Cómo hacer tu propio ramo de novia de paniculata

1. Escoge el estilo de paniculata que más te gusta

En función del estilo que más te guste, podrás elegir las mejores flores, las que más se adapten al tipo de ramo. Puedes optar por un ramo sencillo, con flores color pastel o algo completamente distinto, con colores llamativos, flores coloridas y más grandes.

2. El tamaño de la paniculata

La paniculata puedes encontrarla en varios tamaños, más pequeña o un de un mayor tamaño. Si quieres que tu ramo sea más sencillito, puedes optar por la paniculata más pequeña pero ten en cuenta que necesitarás más cantidad. Una vez que hayas escogido el tipo de paniculata, escoge la cantidad.

 ramo paniculata

3. Recorta el sobrante

Si quieres que tu ramo sea más uniforme, recorta los sobrantes o picos más altos y colócalos en una zona más bajita, así reforzarás zonas menos pobladas y tendrá una apariencia más consistente.

4. Atención al tallo

Recorta espinas o restos que pueda haber en el tallo antes de forrarlo. Piensa en el estilo de tu vestido y si quieres el tallo más o menos largo. 

5. Forrar el tallo

Es importante que escojas una buena cinta para forrar el ramo ya que debe durar todo el día y debe ser lo más cómodo posible. Te aconsejamos que utilices una cinta dura, aunque no sea bonita, y que luego puedas forrar con otra más bonita, porque podrá ser más fina.

Este ramo de Pablo Laguia es una ejemplo precioso de cómo forrar el ramo con doble cinta.

ramo paniculata pablo laguiaFotografía: Pablo Laguia

6. Mantener el ramo en agua

Es importante mantener el ramo hidratado, para que la paniculata no se seque y tenga su mejor aspecto el día de la boda. Si ya tienes la cinta puesta, deja las flores en agua sin mojar la cinta. 

¡Y ya está! Ya tienes tu ramo de paniculata.

Vía: Quedeflores floristería