¿Te gustan los dulces? Entonces es indispensable que pongas un buffet de dulces (o chuches) en el día de tu boda. Le gustan a todo el mundo y es una alternativa muy divertida a la tradicional recena, porque antes que comer algo más pesado a ultimas horas de la noche, los invitados prefieren algo de dulce (además de ser un energético estupendo). Así que si estás pensando en poner un buffet de chuches en tu boda apunta estas ideas que te vendrán genial.

Pero... ¿no será demasiado?

¡No, no y no! Un buffet de chuches bien preparado es el colofón perfecto para una celebración tan importante como una boda: os dará color, alegría y a todo el mundo le gustan los dulces así que no lo dudes.

¿Sólo chuches con azúcar?

Puede que tengas personas que no toleren el azúcar y no por ello hay que dejarles fuera. Piensa en ellos y hazte con unas chuches para celiacos o diabéticos: es un detallazo que te agradecerán siempre.

 

DIY en chuches

¿Tienes mano en la repostería? ¿Tu familia es fan de tus creaciones dulces? Pues anímate y haz que parte de este maravilloso buffet sea obra tuya. Prueba a hacer unas cookies sencillas y decóralas con mucho color. Te quedarán de 10.

 

 

Y, ¿por qué no?, algo saludable

Tanto si te casas en verano como en invierno, siempre se agradecer algo saludable. Prueba a poner unos smoothies fresquitos y coloridos, la gente podrá compartirlos y es una forma súper chic de tomar fruta al final de la cena.

 

 

El tradicional bizcocho

No nos engañemos, lo más sencillo es a veces lo que más triunfa y por eso nosotras apostamos también por postres más tradicionales como el bizcocho: ligero, con menos calorías y súper versátil. Incluso puede sustituir a la tarta ya que es mucho más ligera.

 

 

Si no pensabais poner el buffet de chuches ¿a que os hemos hecho cambiar de opinión?