¿Una de tus mejores amigas se casa y te ha pedido que seas una de sus damas de honor? Estás de suerte porque nosotras también lo hemos sido y os hemos preparado una lista con los pasos básicos que puedes seguir para convertirte en la dama de honor perfecta. Porque todas en nuestra vida nos hemos preguntado, "soy dama de honor. ¿Y ahora qué?" Pues tomemos un café, sentémonos y vamos punto por punto porque si seguimos estos pequeños consejos conseguiremos que la boda sea aún más bonita.

Cómo ser una buena dama de honor

Las damas de honor son amigas de la novia

Lo primero que hay que tener en mente es que tu amiga te ha pedido que seas dama de honor porque confía en ti, en tu criterio y porque eres muy valiosa el día de su boda. Nunca olvides que si eres dama de honor es porque ella quiere que estés a su lado, quédate con ese plus de seguridad.

Atender a los gustos de la novia

Cuando organizamos una fiesta o evento solemos escoger (y esto es, claro, lo más natural) aquello que más nos gusta. Pero no debemos olvidarnos que en esta ocasión estamos organizando la boda de nuestra amiga y todo lo que hagamos/escojamos/decidamos, debe ser pensando en sus gustos y en lo que ella vaya a disfrutar más.

 

Coordinación entre todas las damas de honor

Puede que os ocurra como a mí, que no todas vivimos en la misma ciudad e incluso una de vosotras resida en el extranjero. Pero no es problema, ahora tenemos todo tipo de herramientas para mantenernos conectadas en todo momento y poder tomar decisiones juntas. ¡La distancia nunca volverá a ser un impedimento!

Dama de honor, preparativos de honor

Será de gran ayuda para la novia si le echáis una mano con los preparativos porque, aunque cuente con una wedding planner que le ayude en todo lo que necesite, no conocerá tan bien los gustos de la novia como los conocéis vosotras. Así que ya sabéis, si podéis ayudar en algo durante los preparativos, no lo dudéis.

¿Ideas? Sí, gracias

La novia tendrá todas las ideas del mundo y más pero seguro que si aportáis vuestro punto de vista a lo que ella está preparando y sugiriendo le daréis pistas en las que ella no había caído. Será de gran ayuda contar con vosotras en los procesos creativos y de elección de materiales y colores.

Keep calm and be the perfect bridesmaid

Es decir, mantén la calma que la novia no tendrá. Los preparativos de la boda llevan mucho tiempo y en ocasiones (y sobre todo cuanto más se acerca el día B) la novia es incapaz de controlar los nervios y pueden hacerla tomar decisiones que pueden no ser las mejores. Estate a su lado para mantener la calma que a ella le faltará. Te lo agradecerá siempre. Con estos pequeños trucos sobre qué hacer una vez que eres dama de honor, ¿estás lista para serlo? Apunta estos trucos en un post que hicimos sobre qué hace realmente una dama de honor.