En abril de este año tuvimos la oportunidad de acudir al Barcelona Bridal Summit que se celebró en la Fira de Barcelona. Durante unos días se habló de tendencias, gustos y las últimas novedades en el sector nupcial en España. Una de las ponencias más interesantes fue la de José Luis Nueno, Doctor por la Universidad de Harvard y profesor de márketing en el IESE.

Nueno habló sobre la "Novia Millenial" y su perfil, gustos, forma de pensar... En definitiva, nos dibujó una novia diferente, moderna, que rompe con los moldes y cuyas fuentes de inspiración son radicalmente opuestas a las tradicionales. ¿Quieres saber lo que nos contó sobre la novial millenial? Os traemos lo más destacado.

Nacer en los 80´s, casarse hoy

¡Se casan los millenials! Sí, aquellos nacidos entre los 80/2000 pasan por el altar y la industria nupcial se enfrenta a nuevos retos para captar a los nativos digitales y los compradores online. En términos de marketing, la novia millenial es una de las más accesibles a los medios digitales pero también son las más dependientes y el estudio revela que, de los 2,7 aparatos (móvil, tablet...) de que dispone cada novia, acceden a ellos una media de 27 veces al día. Incluso si la novia se está planteando comprar su vestido de novia en una tienda tradicional, es 100% seguro que consultará recursos online para inspiración: el primero de ellos, Instagram. 

Las bodas, más tarde y menos

Una de las tendencias que el profesor destacó en su ponencia es que en Europa, a excepción de algunos países como Reino Unido (donde las bodas entre jóvenes nativos digitales han aumentado ligeramente), los matrimonios han descendido de forma notable. Por otro lado, el enfoque que los novios llevan a la hora de casarse es distinto. Las mujeres valoran su carrera profesional antes que el matrimonio y posponen esta decisión a la conveniencia de compaginar su carrera profesional con su vida personal.

Por no olvidar el enfoque financiero, del gran gasto que supone una boda y las dificultades que el sistema impone en estos momentos. De hecho, al tener los países de economías teóricamente avanzadas poblaciones de mayor edad, la tasa de jóvenes que se casan están creciendo en los países en desarrollo, ya que sus poblaciones en edad joven (de los 18-34 años) es más abundante.

Conclusión: es clave que las industrias nupciales tengan vocación internacional: el futuro está en otras economías y no sólo en el mercado local.

Capturando la atención millenial

En el año 2020, la edad media para pasar por el altar será de 30 años. Una cifra bastante más adulta que las generaciones anteriores. Es clave que la industria nupcial se prepare para atender de forma efectiva y eficaz las necesidades de estas nuevas parejas millenials:

  • Creativas, user friendly y ecommerce. Los millenials realizan el 46% de las compras de moda online y aunque el core business de la moda nupcial aún esté en los establecimientos físicos tradicionales, es sólo cuestión de tiempo que acaben por mudarse al terreno online de forma definitiva.
  • La edad de los descuentos. Los millenials han crecido con descuentos, buenos precios, ofertas y oportunidades en la mayoría de sus compras genéricas y nos esperan menos en el terreno nupcial. Aún no hay un modelo de moda nupcial que pueda calificarse de low cost o fast fashion, pero lo habrá pronto.
  • Viajan. El perfil de compradora online de moda nupcial es una novia que viaja, que acostumbra a conseguir buenos precios en aviones. Este es un target clave para la industria nupcial.
  • Más dinero pero menos gasto. El hecho de retrasar el enlace a los 30´s hace que en muchas ocasiones, ambos miembros de la pareja tengan ingresos pero no significa que quieran destinarlos a la boda. Es un aspecto que hay que analizar en cada caso y tener muy en cuenta porque en muchas ocasiones los novios prefieren destinar ese dinero a otras cosas como la casa o un viaje.
  • Aún la tendencia está en la compra física del vestido de novia pero al ser un proceso de compra largo y sobre todo muy caro, las novias cada vez optan más por inspirarse en recursos como Instagram o Pinterest y buscar el vestido de sus sueños online.

¿Y ahora, qué?

El reporte concluye con una serie de ideas y conclusiones en tendencias de consumo en la industria nupcial que pueden ayudar a maximizar beneficios en las industrias de la moda nupcial.

  •  El vestido de cóctel crece. En muchas ocasiones, si la novia se casa en segundas nupcias, es probable que escoja un vestido de cóctel para el enlace.
  • Una novia, dos vestidos. Ya sea por gusto o por combinación de culturas entre la pareja, la novia cada vez opta por llevar dos vestidos a su enlace.
  • Wedding planner. Cada vez son más las parejas que optan por un/una wedding planner que les organice el gran día. Así, se despreocupan de todo y aprovechan el conocimiento y experiencia de un/una wedding planner.
  • Celebrities como inspiración. Cada vez son más las novias que escogen un vestido porque se lo han visto a una celebridad y se convierte en su "vestido aspiracional" y todo aquello que escogen se basa en esa idea de vestido y de look.
  • Bodas con destino. Cada vez más parejas, en su intento de ofrecer nuevas experiencias a los invitados, organizan bodas en destinos especiales o exóticos.
  • Estrategias cruzadas. Tal como se comentó antes, las novias consultan hasta 3 dispositivos online antes de comprar su vestido de novia. Por eso, es clave que las empresas de la moda nupcial creen y desarrollen estrategias coordinadas y coherentes para conducir a la potencial clienta a la compra final.
  • El precio, cada vez importa más. Muchas novias ya no están dispuestas a dejarse un dineral en el vestido de novia por lo que el mercado low cost o de segunda mano (vintage) está cada vez más en alza.
  • Todo lo que compran, lo compartirán online.

En definitiva, puede que los novios millenials tarden en casarse pero cuando se deciden, lo hacen cómo, cuándo y de la forma que ellos quieren. La industria nupcial tiene que aprender su lenguaje para poder satisfacerles.

Documento original: Nueno, José Luis. Rodríguez, Silvia y ABN Metrics: Millennial Brides. Nacer en los 80's, casarse hoy. 2016, IESE Universida de Navarra.